martes, 19 de julio de 2016

Kung Fury ¿Locura o genialidad?


Hay determinados estrenos que me incitan a retomar el blog para analizar y resaltar su calidad o su originalidad. Arrancamos de nuevo el motor de Analisium para hacer una review sobre uno de los cortometrajes más impresionantes y frikis de nuestra generación, hablamos de Kung Fury.


La idea de Kung Fury brota de la imaginación del sueco David Sandberg quien ya en 2012 dejó a parte su vida laboral para centrarse en el proyecto de una película de acción y comedia ambientada en los años 80, que como resultado desencadenó el corto de 30 minutos que hoy es nuestro protagonista.

A parte del indiscutible mérito creativo, también hay que agradecer a la gente que apoyó el proyecto económicamente mediante la web Kickstarter durante la campaña de crowdfunding. Y es que la inversión inicial de tan solo 5.000€ no fue suficiente y David tuvo que recurrir a este modelo de negocio para poder continuar con el film.

El éxito de esta campaña de recaudación fue rotundo, inicialmente se intentaron recaudar 200.000 € para hacer el corto de 30 minutos y con objetivo de publicarlo gratuitamente por internet. El objetivo fue cumplido llegando a 630.000 € en su recaudación final, sin embargo su segundo objetivo que fue fijado si sobrepasaban la cifra del millón de euros no llegó. Este segundo objetivo hubiera posibilitado hacerla en modo de largometraje, pero obviamente encarecía mucho más su producción.

Con este preámbulo llegamos hasta su estreno, de manera exclusiva en el festival de Cannes de 2015 y de manera pública el 28 de Mayo por internet, en youtube tenéis el enlace para poder verla gratis. No han tardado en hacer una traducción doblada en español latino y otras versiones con subtítulos.

Pero, ¿Por qué ha recibido tan buenas críticas por los medios especializados y por el público?
Las razones son varias, pero sobretodo por su frescura, su "originalidad" y enganche que tiene desde el minuto uno.

Ambientación


Uno de los puntos más fuertes de este corto, es sin duda la ambientación ochentera. Este ecosistema se basa principalmente en dos aspectos, el visual y el sonoro. En el aspecto visual veremos una original e icónica recreación de la supuesta ciudad de Miami en 1985. Esta ciudad está repleta de luces artificiales, salones recreativos, bares, míticos macarras callejeros y por supuesto ciencia ficción. Cabe destacar el buen gusto por combinar el escenario nocturno, la iluminación y sus peligrosas calles, que ya nos parecen hasta familiares, después de haberlas visto en decenas de películas y jugado en títulos como Streets of Rage, Double Dragon o el genial Final Fight.
La cosa no queda ahí pues podremos ver otros 2 escenarios muy distintos, que aunque no llegan a estar a la altura de la ciudad de Miami, siguen mereciendo nuestro respecto por su acertada recreación. No daré más detalles por que creo que merece la pena que los descubráis vosotros mismos ;)

Banda Sonora


Es necesario hacer especial mención a esta banda sonora que nos traslada directamente a la década más rockera y sintética de las que hemos vivido hasta la fecha. Debemos dar las gracias a bandas como Betamax, Highwar, Christoffer Ling y en especial a Mitch Murder y Lost Years que son los que han compuesto la mayoría de los temas. Sus melodías son puro sonido ochentero con sus voces melódicas, ecualizaciones con agudos estridentes, guitarras eléctricas, cajas mediosas prepotentes y teclados a zurrón.

Sin embargo, todavía me dejo lo mejor para el final, y es que la carta de presentación de esta producción se materializó en forma de trailer-videoclip protagonizado por el mismísimo David Hasslehoff. Un pegadizo videoclip que se ha convertido en un clásico instantáneo bajo el nombre de True Survivor.

Actores

El elenco de actores que porta el cortometraje es más que suficiente para dar cuerpo a la historia, con interpretaciones no demasiado destacables pero muy acordes con la visión que se pretendía dar al film. Comenzando por el propio director y productor David Sandberg, el cual da vida al propio Kung Fury mostrando sus dotes en las artes marciales y sobreactuando intencionadamente en las escenas más "dramáticas".

Debido a los limitados medios que han disponido para realizar el film, han sobre explotado de manera magistral el uso del Croma, y en muchas escenas se puede apreciar. Como bien dijo David, en una de las escenas se recrea la comisaría de policía en el que podremos ver unos cuantos policias rondando, pues bien, únicamente disponían de un único uniforme de policía y fueron grabando por separado para montar finalmente la escena que perfectamente da el pego. Lo mismo es aplicable a otras escenas que no quiero describiros por que prefiero que las descubráis por vosotros mismos, pero vamos que tiene un gran mérito el trabajo de Post-Producción y que unido al filtro que emula la pequeña distorsión del tipo VHS hace que funcione muy bien.

Guión y Clichés


La variopinta historia que alberga esta producción, resulta ser una curiosa mezcla de tramas y situaciones típicas, aderezadas con unas coreografías de artes marciales más que correctas que harán las delicias de los amantes del cine de acción ochentero y noventero.

Uno de los aspectos que más de gustó fue el de poder disfrutar de todos los guiños que hace la película al cine contemporáneo de aventuras y acción. El propio protagonista ya tiene cierto parecido con otras películas del cine de acción, como el mítico Riky Oh, el gran Guerrero Americano o Kung Fusion. Sin embargo el parecido más acertado lo he visto en videojuegos, creo que tienen mucha importancia las sagas de Street Fighter (El parecido con Ryu es incuestionable), Final Fight o Streets of Rage en la forma de caracterizarlo, aunque más aún Double Dragon. Este Kung Fury bien parece una mezcla entre Ryu, Billy y Jimmy hormonados con los esteroides de Rambo.

Desde el minuto uno veremos para nuestro deleite una cantidad ingente de clichés, lo cual yo no lo veo como un plagio sino más bien como un tributo a ese cine y esos videojuegos que nos engatusaron en nuestra niñez. Hay muchísimos más pero me gustaría destacar algunos de ellos.

  • El Bueno: Acumula posiblemente el mayor número de guiños. El personaje en sí, ya os comentaba que me recuerda mucho a Billy/Jimmy de Double Dragón, sin embargo la característica cinta roja que lleva a modo de badana, hace una especial reverencia a Ryu de Street Fighter y/o a John Rambo. Por otra parte su forma de repartir leña, recuerdan a otros títulos del mundo ninja como pueden ser Ninja Gaiden, Shadow Warriors o Shinobi, así como a otras películas de acción al más puro estilo Van Damme o incluso Bruce Lee, guardando las distancias. En cuanto a su sentido de la justicia creo que tiene más que ver con Harry el Sucio, Batman o Charles Bronson, el Justiciero.
  • El Malo: Bueno creo que no destripo nada si os digo quien es el villano de la película, más que nada por que aparece en el cartel promocional. Pero bueno, sin ponerle nombre creo que hace un guiño al Wolfstein 3D o el Spear of Destiny, en el que lo podíamos encontrar como jefe final del juego.
  • Viajes en el tiempo: Muchos de vosotros habréis recordado películas como Terminator o Regreso al futuro, esto no es ninguna casualidad, hay varios momentos en la película en los que los viajes temporales son protagonistas y a mi me recuerdan mucho estos clásicos.
  • Dinosaurios!: El concepto de los dinosaurios ha sido plasmado en el cine desde El mundo Perdido, allá por 1925. Sin embargo es en la década de los noventa cuando causaron un verdadero furor. Nos quedamos con títulos como Jurassic Park o videojuegos como Dino Crisis, como máximo exponente. Aunque creo que el toque cómico ha salido de la serie Dinosaurios ¿Os acordais del "Tu no mami"?.
  • Suburbios: Las calles de la ciudad tienen el mítico ambiente nocturno iluminado con luces de neón. No podría concretar su inspiración, pero estoy seguro que se ha alimentado de Warriors, Calles de Fuego, Maniacop, Blade Runner, Robocop... La lista es casi infinita, y en el entorno videojueguil también: Final Fight, Streets of Rage, Double Dragon, Undercover Cops e incluso Final Fantasy.
  • Robots: Si, otro cliché más, esta vez robots. En concreto al más puro estilo de Transformers y por cierto, con una experiencia gráfica nada desdeñable.
  • Hackers: Hay un personaje que de por sí supone un gran estereotipo, hablo de Hackerman. Sin sus inventos nada tendría sentido, es un crack con la tecnología e incluso más que eso. Hoy en día estamos acostumbrado a ver este tipo de personajes en series como Arrow, Bones, CSI... También en muchas películas hemos podido ver este tipo de superdotados con las computadoras, como en Hackers. Sin embargo que por la tecnología que se ve parece que más han tirado de Juegos de Guerra o Tron, pues es más acorde con la época, lleva un PowerGlove!
  • Cochazos: El coche que lleva Kung Fury es un Ferrary Hoff 9000 que en realidad más se parece a Lamborgini Countach. Sin embargo creo que tiene mucho más en común con el Corvette Kit del Coche Fantástico, cuando veáis su radio me daréis la razón.

El Videojuego


El videojuego de la película no se ha hecho esperar, al menos el primero de ellos. Es una aplicación que está disponible para varias platafomas (PC, Android, Apple, IOS), en la que tomaremos el rol de Kung Fury, como no podía ser de otra manera. Básicamente se trata de un Beat em Up con escroll bidireccional horizontal y con la premisa de hacer combos para ir sumando puntos. A mi me parece bastante repetitivo y no está a la altura de la Peli, pero vamos no todo iba a ser perfecto.

Mercandising


El material oficial no se ha hecho esperar en la tienda de su tienda online y en ella se pueden encontrar todo tipo de Posters, camisetas y, lo que más me ha llamado la atención, su banda sonora en formato Vinilo, toda una delicia de coleccionista. Recordaros que el formato vinilo está experimentando un renacimiento debido a la insistencia de coleccionistas y sibaritas. Para mí este formato tiene un valor añadido y es su gran dimensión, si se compara con el formato CD, de esta manera se puede ver mucho mejor la portada. Recuerdo la enorme diferencia que había en los años 80 entre comprar una cinta cassette en la cual teníamos una portada en miniatura y comprar un vinilo que era como 5 veces más grande y mucho más elegante. El sonido recordemos que en ambos medios terminaba por deteriorarse, aunque mucho más en la cinta.

Conclusión

Si tienes cierta afinidad o nostalgia sobre el cine de acción de los 80 DEBES ver esta película, no esperes un buen guión ni unas interpretaciones de oscar, pero pongo la mano en el fuego afirmando que pasarás un buen rato y disfrutarás como un enano. La verdad es que se echan de menos este tipo de ideas en el cine comercial, que últimamente nos viene defraudando con sobredosis de reboots, remakes, refritos y demás largometrajes precocinados.

Me quito el sombrero ante Kung Fury y espero que otras películas sigan su estela como la inminente Turbo Kid (2016) o Wyrmwood (Que está estrenada, pero no la he visto).



No hay comentarios:

Publicar un comentario