miércoles, 2 de enero de 2013

El Hobbit, un Viaje Inesperado




Lo que para muchos ha sido la larga espera cinematográfica del año, acaba de concluir con la publicación en los cines de la primera entrega de "El Hobbit, Un Viaje Inesperado". A pesar de las duras críticas que se pueden encontrar por la red, y bajo mi punto de vista, estamos ante una gran adaptación aunque, por supuesto, tiene sus puntos débiles. Vamos entonces con la crítica...


Como lector en tiempos de mi niñez de esta fabulosa novela corta de apenas 330 páginas, confieso que tenía ganas de ver la nueva obra creada por el equipo de Peter Jackson, que tan buen sabor de boca nos dejó con la Trilogía del Señor de los Anillos. Técnicamente hablando, además, se incluía la mejora en la velocidad de los fotogramas, lo que resultaría más agradable a la vista del espectador, así como la posibilidad de verla en 3D. Se agradecen estos aspectos, pero no son suficientes para calificar el film, así que vamos por partes...


La historia y el guión han sido enriquecidos con parte del Silmarilion y otras invenciones cosecha del equipo de guionistas, que pretenden enlazar con más coherencia y reutilizar personajes de su anterior trilogía (ESDLA). En este aspecto no nos sorprende que se incluyan nuevas escenas, teniendo en cuenta que la película dura más de 2 horas y corresponden a un tercio del libro. La trama, lejos de ser tan infantil como la recordaba, toma ahora un toque más maduro en esta versión y más emocionante.


La magia de los estudios queda de nuevo patente con los personajes y su caracterización, y parto una lanza en favor de la película al arriesgarse y mostrarnos la imagen de personajes que no aparecen en la novela, como la de Radagast, que encaja perfectamente con la historia, sin desvirtuarla. La interpretación más destacable es la del Mago Gris, Gandalf, por Ian McKellen el cual lo lleva como anillo al dedo,  y también la del Rey de los Enanos: Thorin Escudo de Roble por Richard Armitage. Me encanta la tozudez típica y la desconfianza que muestra siempre hacia los elfos y desconocidos, algo muy identificativo de la raza enana. Respecto a los efectos especiales, en general excelentes aunque quizás se nota cierta plasticidad en la cara en algunos monstruos como Azog, el archienemigo de Thorin, pero bueno ¿Quien ha visto alguna vez un orco real? Quizás sea así como se verían, jeje.

En conclusión tenemos un espléndido film de aventuras que hará las delicias de los seguidores de Tolkien, o de la saga de ESDLA de Peter Jackson. La prueba más palpable es que después de visionar las casi 3 horas de largometraje, el espectador aún tiene más ganas de continuar viendo las peripecias que suceden a Bilbo y compañía en su emocionante misión. Buen trabajo!

Una buena película para empezar este año 2013 que nos saluda, espero que os haya gustado y os animo a que dejéis vuestra opinión en forma de comentario, hasta la próxima crítica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario