miércoles, 19 de septiembre de 2012

Batman, ¿West, Burton o Nolan?


Después de este descanso veraniego vamos a ver si retomamos un poco el tema con energías renovadas. En este artículo se va a repasar la trayectoria de uno de los super-héroes más influyentes de los últimos tiempos, sin duda una de las franquicias del cómic que más se ha beneficiado de la gran pantalla antes que de sus comics, estamos hablando de nuestro queridísimo hombre murciélago de DC Comics: Batman.

A continuación se va a desgranar un poco la evolución de nuestro Hombre murciélago en la gran pantalla, va a ser un largo viaje y espero no aburrir demasiado. Para complementar este trayecto os voy a dejar un Jukebox con algunos de los temas que han aparecido en las distintas Bandas Sonoras de las diferentes versiones, desde la más antigua a la más moderna. No dudéis en dejar vuestras impresiones en forma de comentarios, todos serán bien recibidos.


Batman: La Serie (1965-68)


Desde sus primeras apariciones en la televisión en aquella serie mítica de los 60, llena de onomatopeyas visuales, pegadiza música surfera y los a día de hoy cutres disfraces, demostró que Batman iba a terminar siendo un fenómeno de masas. Sin embargo esta serie protagonizada por Adam West en el papel de Batman y Burt Ward como Robin, no consiguió lanzar al personaje tanto como se deseaba. Tener en cuenta que en aquella época no disponían de la redes de telecomunicaciones que tenemos ahora. En la serie ya aparecían villanos como el Joker, el Pingüino o Enigma (Acertijo), y además solía contar con participaciones estelares como la Ted Cassidy o Bruce Lee, sí habéis leido bien, el genial Bruce Lee


Como curiosidades cabe destacar que en esta serie apareció la primera Cat-Woman de color interpretada por la desaparecida Eartha Kitt, que no caló bien en el público, y también que en su doblaje al castellano el propio Batman tuvo la suerte de contar con la voz de Cosntantino Romero, famoso entre otras cosas por poner la voz a Arnold Schwarzenegger, Clint Eastwood o Roger Moore.




Apuesto a que ya no os parece tan chabacana la serie, ¿No?, jeje. En verdad fue una gran serie en su época que generó un par de series de animación y engendró el fenómeno llamado como Bat-mania, vamos la moda de Batman en donde se podían encontrar todo tipo de merchandising con la cara de tus héroes y villanos favoritos de la franquicia. La serie estuvo enfocada principalmente al público infantil con alto colorido, y es por eso que no llego a tener una acepción global seria.


Batman (1966)





La primera película el personaje encarnado por Adam West fue sólo una escisión de la serie, con una inversión importante que posibilitó crear algún juguetito nuevo como el Bat-Cóptero, que posteriormente se seguiría utilizando en la serie de TV. Poco os más puedo decir de este film ya que no he tenido el gusto de disfrutarla.





La llegada de la Oscuridad

El famoso héroe quedó prácticamente aletargado y en estado de hibernación durante la década de los 70 y 80, hasta que un casi desconocido director llamado Tim Burton, que recientemente había dirigido Beetlejuice, tomó las riendas del nuevo proyecto de la Warner Bros para la gran pantalla:

Batman (1989)




Muchos dicen que realmente fue el empujón definitivo para que este super-héroe creado por DC-Comics llegara a conquistar al público global, incluyendo a los adultos, y de hecho están en lo cierto.


La película, que fue clasificada para mayores de 13 años, lo que cambió completamente la perspectiva cómica que todos teníamos sobre el hombre murciélago. Rápidamente nos deshicimos de la alegre y colorida imagen que teníamos de la serie de los años 60, para toparnos con el lúgubre y gótico ambiente, aunque lleno de contrastes, que magistralmente supo construir el maestro Tim Burton.

Con un reparto excepcional incluyendo a Jack Nicholson caracterizando al villano principal conocido como Joker, Kim Basinger como la sexy reportera Vicky Vale y Michael Keaton como el multimillonario enigmático Bruce Wane. La increíble atmósfera gótica-oscura recreada por Burton y unos efectos especiales francamente buenos, alojaban la cruel trama que relataba cómo el pequeño Bruce llegaba a crecer y convertirse en el implacable Batman, azote de los criminales de Gotham. Contiene escenas memorables, seguro que todos recordamos la escena en la que Batman salva a Kim Básinger y ésta le pregunta "¿Quién eres?" y él contesta "Soy Batman", se puede decir que es uno de esos momentos inolvidables del cine.



La crítica la recibió muy bien y recibió un Oscar a la "mejor dirección artísitca" así como otros premios como varios Premios Saturn. La aceptación del público fue muy buena en general, aunque no comparable con las recaudaciones actuales, y el fenómeno Bat-manía volvió a resurgir. Relanzó exitosamente la franquicia y el logotipo de Batman llegó a ser una marca muy reconocida y querida por los fans, tanto que se podía ver en camisetas, carteras, pegatinas, tazas... Además dentro del amplio catálogo de mechandising que salió a la venta, cabe destacar la cantidad de videojuegos que salieron a la luz, tanto para las plataformas de ordenadores personales publicados por Ocean (AmigaAmstrad CPCAtari STCommodore 64Game BoyGX4000MS-DOSMSXZX Spectrum), como para videoconsolas (NESMega Drive) e incluso una versión Arcade de Atari, que incluía la posibilidad de conducir el Bat-movil.


Como guinda del pastel hay que hacer una especial referencia a su magistral banda sonora compuesta por Danny Elfman, la cual le hizo ganar un Grammy y cambió radicalmente la alegre sintonía del murcielago que recordamos de la serie sesentera. Sin duda esta nueva melodía reflejaba a la perfección el ambiente creado por Burton, quien ya conocia a Danny de anteriores trabajos, de ahí su complicidad.



Batman Vuelve (1992)


En el año de las Olimpiadas y la Expo pudimos de nuevo ver el retorno de nuestro héroe favorito, larga se hizo la espera hasta que pudimos disfrutar de "Batman Returns". Por suerte Tim Burton repitió en la dirección y Michael Keaton en el papel de Bruce Wayne. Siempre he valorado mucho el que no cambien los actores ni sus voces ya que se pierde la esencia de una saga, por lo que empezamos por buen camino. 

Por desgracia no veríamos al Joker, pero sí a una sensual Michelle Pfeiffer en el papel de Catwoman y Danny Devito como el desagradable Pingüino. La película que inicialmente no iba a dirigirla Tim Burton por desacuerdos previos en la primera entrega, consiguió embaucarle gracias al guión. En realidad llegó a ser más oscura que su antecesora, razón principal por la cual aquí se terminó la era Burton para Batman. Sin embargo la aceptación por el público fue muy buena y obtuvo grandes beneficios.

En la trama se podía vislumbrar la triste historia del Pingüino, nacido como un niño deforme y arrojado a las alcantarillas por sus padres debido al rechazo frente a sus malformaciones, el pequeño consigue seguir adelante y convertirse en un ser poderoso dentro del crimen organizado. En paralelo nos contará el origen de Catwoman correctamente interpretado por Michelle Pfeiffer, la cual tuvo ciertas dificultades para enfundarse el ajustado traje de cuero.


En general, fue algo más floja que la anterior y perdió el factor "novedad" que tanto impacto causó en la original, aún así continuó muy fiel a su estilo gracias a Burton y no defraudó en absoluto al público que había sucumbido a la Bat-Mania de principios de los 90. Con ésta película se cierra la era Burton de Batman la cual dejó muy alto el listón para las futuras entregas.

Batman Forever (1995)




Ésta película representa un cambio importante ya que, a pesar de que Tim Burton seguía interesado en dirigir el film el resto de productores no le dejaron, razón por la cual Michael Keaton rechazó volver en el papel de Bruce Wayne. Esto se traduce en que se pierde gran parte de la oscuridad que poseían las dos entregas anteriores. No obstante el papel de director recayó sobre Joel Schumacher, quien consiguió hacer una película entretenida y, a pesar de que en la clasificación sigue poniendo que es para mayores de 13 años, era más apta para todos los públicos. De esta manera Tim tuvo la posibilidad de participar como productor y no le salió mal la cosa ya que generó grandes ingresos confirmando su éxito en taquilla.


Sin embargo no es oro todo lo que reluce, la gente tenía muchas ganas de continuar viendo la peripecias del orejudo y fue la razón más importante de su éxito bajo mi punto de vista. Por suerte en las interpretaciones tenemos a Tomy Lee Jones y Jim Carrey en los papeles de los villanos Dos Caras y Enigma lo cual añade cierto caché a la película. En el papel de Batman teníamos a Val Kilmer que hizo una estupenda interpretación a pesar de recibir 1/15 del precio que iban a pagar por Keaton. Finalmente se rellena la escena con el compañero inseparable de Batman: "Robin" interpretado por Chris O'Donnell de manera correcta. Como curiosidad decir que Christian Bale, el actual Batman de Nolan, fue un candidato para ser Robin, aunque finalmente no lo consiguió. La guinda de la tarta la puso Nicole Kidman como la Doctora Chase interpretación que me deja completamente indiferente.

Conclusión, Batman Forever fue un capitulo más de la saga que obtuvo grandes beneficios económicos pero desencantó al público en general al distanciarse tanto de su original (1989) y al cambiar el actor protagonista. La película era mucho menos profunda y más palomitera, razón que no acabó de gustar a la crítica tampoco, aunque a pesar de todo esto, se deja ver.


Batman & Robin (1997)


Dos años después nos encontramos con la peor entrega hasta la fecha de la noventera saga del hombre murciélago. Se puede decir que fue un estrepitoso fracaso ya que la mayoría de los actores, que ahora desgranaremos, firmaron en su contrato su disponibilidad para filmar 2 secuelas adicionales que finalmente fueron canceladas a raíz de los resultados de esta entrega.

Como protagonista después de ser rechazado por parte de Val Kilmer, teníamos a George Clooney como Batman, y siento decirte muchacho que has sido con diferencia el peor Batman de la historia, haciendo una película que el propio cerebro la elimina una vez visionada para liberar espacio de memoria. Seguimos, en el papel de Robin tenemos a Chris O'Donnel que repite, bueno era de esperar y tampoco nos podemos quejar pues sigue en su linea. Alicia Silverstone fue la encargada de dar vida a Bat-Woman cuyas peripecias con el traje durante el rodaje han generado más que una carcajada, además de recibir el premio Golden Raspberry a la peor actriz secundaria por este papel. Como villanos tenemos al todo poderoso Arnold Schwarzenegger que no fue capaz de mejorar la calidad del film pero sí de llevar puesto el traje de Mr. Freeze que pesaba más de 50 kilos, impresionante. Finalmente Uma Thurman en el papel de Hiedra Venenosa rellenó el reparto, que aparentemente no pintaba tan mal.

Lo que tenemos aquí es un producto destinado para el consumo y que tiene una calidad muy discutible. Ni las grandes estrellas como  Arnold Schwarzenegger consiguieron reflotar el aparente naufragio que sufrió. Fue el testarazo que llevo a Joel Schumacher y a Warner Bros a tirar la toalla con el superhéroe de DC Comics que tantas alegrías le había dado. Con un pobre guión que se alejaba mucho de la trama y márgenes originales, la película comenzó con mal pie al sufrir el rechazo del papel de Bruce Wayne por parte de  Val Kilmer debido a diferencias irreconciliables con  Joel Schumacher. Como sucesor se consideró al agente Mulder de Expediente X, David Duchovny, hubiera sido muy curioso verle en este papel, aunque no hubiera salvado el desastre. 

Con una historia más digna de una serie de dibujos infantiles, unas actuaciones muy mejorables y una pérdida total del norte en cuanto a continuidad de la saga se refiere, la crítica fue muy merecida. Desde luego no hace justicia en absoluto este largometraje al nivel que poseía nuestro orejudo alado, además quiero recalcar que a pesar de que Clooney me gusta como actor, en esta ocasión está horrible como Batman. Película para olvidar sin duda.

Batman Begins (2005)


Pasó el tiempo y después del batacazo final de Batman y Robin, parecía que nadie se atrevía a relanzar o continuar la franquicia, por miedo a las comparaciones con las primeras entregas de Tim Burton y sobretodo al fracaso. Sin embargo un relativamente novel director Christopher Nolan, que ya había demostrado sus dotes en Memento como director y guionista, tuvo la suerte de juntarse con el guionista David S. Goyer para reinventar la franquicia como nadie lo había hecho exitosamente hasta la fecha, excepto Burton. La idea era clara, relanzar desde cero la figura de Batman y no morir en el intento, veamos si lo consiguió.

Empezando por el elenco de estrellas que participaron en este relanzamiento o reboot cabe destacar la de Michael Caine en el papel del entrañable mayordomo, Liam Neeson que interpreta a Henry Ducard el mentor de Bruce Wayne y Morgan Freeman como Lucius Fox, un curioso aliado financiero de los Wayne. En el papel principal tenemos a Christian Bale, un veterano y curtido actor que no dejó indiferente con su actuación, haciendo que el propio Michael Keaton quedara completamente relegado a un segundo plano. Como chica guapa tenemos a Katie Holmes que no hace mal trabajo pero que dista mucho de otras actrices que han participado en otras entregas de Batman.

Los villanos en esta ocasión están correctos pero sin destacar, tanto el Espantapájaros Dr. Crane (Cillian Murphy) como el mafioso Carmine Falcone (Tom Wilkinson) o Ra's Al Gul realizan bien su cometido pero no llegan a la profundidad que consigue Bruce Wayne.

El secreto del éxito de esta entrega fue sin duda la humanidad y realismo que transmitía el film, así como la trama épica brillantemente fragmentada que consigue atrapar al espectador gracias a las buenas interpretaciones. Si ademas de todo esto añadimos el buen hacer las escenas de acción y los nuevos juguetes del murciélago, tenemos un completo éxito de taquilla capaz de saciar los paladares más exigentes y frikis de los críticos redactores. De esta manera se confirmó el regreso del hombre-murciélago de la mejor manera posible y con posibilidades de secuela.

Batman: The Dark Knight (2008)


Después del buen sabor de boca que dejó su antecesora, parecía muy difícil superar ese nivel. Sin embargo no hay duda de que esta secuela consiguió la dura tarea de superar a Batman Begins y consagrar la nueva saga de Nolan como una de las mejores sagas de Super-heroes de todos los tiempos. La magia de Nolan, elegido por el público como uno de los mejores directores de todos los tiempos, consistió en construir un guión coherente, bien estructurado, elegir cuidadosamente a sus actores y contar con un buen talonario para materializar sus ideas y llevar su visión al celuloide.

La publicidad viral que se generó en torno a la película es digna de recordar, no se si os acordais, si a esto añadimos también el triste incidente de la muerte de Heath Ledger (Joker) pocos meses antes del estreno de la película, se puede decir que había grandes expectativas por parte de los fans y el público en general de ver la secuela de Batman Begins. Sin embargo no sería justo achacar sus grandes números en taquilla tan sólo a este par de anécdotas, recordemos que se ha posicionado como la 9ª película más taquillera de todos los tiempos, por lo que creo que fue una reacción lógica en respuesta a la genialidad que materializó Nolan y su equipo.

Comenzamos por el reparto, tenemos a nuestro excelente Christian Bale que cada vez se iba convirtiendo en uno de los mejores Batman de la Historia, y para muchos el mejor. En el papel del malo malísimo y casi protagonista encontramos a  Heath Ledger en uno de sus últimos y mejores papeles, realizando una magnífica y memorable interpretación del Joker que nada tiene que envidiar al de  Jack Nicholson. Tambien a Aaron Eckhart como Harvey Dent otro de los conocidísimos archienemigos de Batman, Dos Caras. Los actores secundarios siguen siendo de lujo: Morgan FreemanMichael Caine, Gary Oldman... Sin embargo lo mejor sin duda de esta película, es la profundidad que adquiere la trama, los oportunos e inteligentes diálogos y la trepidante acción que va abordando al espectador a lo largo del filme.


Sin duda Nolan superó su Batman Begins y se consagró como un grandísimo director con esta secuela, además de acercar al Hombre Murciélago al público adulto de manera magistral, llevándose consigo la aprobación del público y la crítica de manera indiscutible.

Batman: El caballero oscuro, la leyenda renace (2012)



Como ya auguró Nolan esta sería su última aportación a la trilogía que planteó para Batman y no podía fallarnos en esta su última película. La versión que muestra el filme de los distintos personajes es impresionante y altamente humanizados, vamos a dar un repaso sobre los protagonistas principales.


Comenzando por el villano de turno, en este caso Bane. Podemos ver a un Bane astuto y poderoso, no terco y tonto como nos lo ha mostrado la serie de animación o la anterior entrega de Batman y Robin. La caracterización de Tom Hardy para este papel es impresionante, y muy creíble, para muchos sembró la duda sobre si preferían al Joker del Caballero Oscuro o a Bane de La Leyenda Renace, lo cual es asombros pero para gustos los colores. Recordemos que Bane es uno de los peores enemigos de Batman y causó estragos en las historias del comic en las que se enfrentaba a Batman.

Como artista invitado o secundario, se podría decir, tenemos una versión de la Gata (Cat-woman) diferente a la que habíamos visto antes. Todo el mundo se acuerda de la interpretación de  Michelle Pfeiffer en Batman Returns y de hecho muchos siguen prefiriéndola, la verdad que no es de extrañar ya que esta nueva versión de la Gata, es de lo más discutible bajo mi punto de vista de toda la película. En cualquier caso correctamente interpretada por Anne Hathaway. Quizás lo peor es que no indaga demasiado en su origen y el por qué de sus habilidades.

¿Y nuestro héroe? Bien, lo he dejado para el final. Si por algo me gustó esta tercera entrega es por que el personaje de Batman evoluciona como Héroe y como persona. Como Héroe se ve forzado a volver a ponerse detrás de la máscara después de un largo periodo de letargo para acudir en rescate a Gotham, algo que no le será nada fácil dadas las secuelas remanentes de su anteriores batallas. Además como persona también va creciendo y modificando su conducta, algo que en otras películas de Batman era impensable, pues siempre era el mismo Bruce Wayne.

Los secundarios siguen siendo de lujo, quizás con menos protagonismo que en las anteriores pero en cualquier caso a la altura del filme. Además los juguetitos de  Batman verán la luz de nuevo para deslumbrarnos como cuando eramos niños.

Como conlusión cerramos la trilogía de Nolan de la mejor manera posible, y de hecho se agradece en cierto modo que haya sido así, con tres dignas películas que abren y cierran un ciclo. Muchas veces por alargar se estropea el contenido y por eso creo que ha sido una magnífica manera de terminar con la saga Nolan y no hacer más películas. La pena que en la Liga de la Justicia, película que próximamente reunirá los héroes de DC,  no contará con la versión del Batman de Nolan según ha confirmado el director, ya que tendría un toque muy interesante.


La Comparativa



De las versiones que se han analizado sobre Batman, la mayoría no son comparables. Habría que descartar la serie de Adam West en primer lugar, por haber sido realizada en los años 60, en formato serie y orientada al público infantil. En segundo lugar descartaría Batman y Robin por ser una aberración protagonizada por Cloney. Y en tercer lugar también descartaría Batman Forever por encontrarse sola ante el peligro sin llegar a ser relevante.


Bien, tenemos entonces el dilema Burton o Nolan...


1. El Momento:


Tim Burton tuvo la responsabilidad de lanzar a la gran pantalla a nuestro héroe en una dura época, compitiendo con otros grandes estrenos contemporáneos como Indiana Jones o Regreso al Futuro. Por otra parte Nolan tuvo la difícil tarea de relanzar la franquicia cuando se habían hecho unas últimas entregas de dudosa calidad. Con lo cual el punto en este aspecto es para las dos sagas.

2. La ambientación:


La de Tim Burton fue gótica y oscura (La izquierda de la imagen), aunque con mucho contraste y color en algunas escenas. Sin embargo la de Nolan fue más contemporánea, más lúgubre y triste, llena de escenarios urbanos realistas. Es decir la de Burton es más comic y la de Nolan más realista. Este punto es difícil de otorgar pues como veis va por gustos, pero en este caso me quedo con Burton.

3. Los personajes y Reparto:


Analizando uno a uno seguro que encontramos algunos que nos gustaron más en la primera versión de los noventa que en la actual, sin embargo no quiero meterme en tanta profundidad. Recordando las dos versiones de manera general y a pesar de que adoro las estrellas de la saga Burton, me quedo con los de Nolan, por su profundidad y realismo.

4. Efectos Especiales:


No se pueden comparar efectos especiales de películas con una diferencia de más de 10 años, y más viendo la evolución que han tenido. Así que comparándolos con los efectos especiales acordes a su tiempo, puedo concluir con que el Batman de Burton tuvo mejores efectos acordes con su tiempo, lo cual no quiere decir que los efectos de la trilogía de Nolan sean peores, sino que no resaltaron demasiado en la época de su publicación.

5. El Guión:

Las dos sagas han tenido buenos guiones, aunque me parecen más maduros y elaborados los de Nolan. Por otra parte los de Burton tenían ese toque especial y oscuro. Finalmente me quedo con el guión de Nolan, quizás por que estamos ya un poco creciditos y buscamos algo más profundo en los guiones.

6. Banda Sonora:

Aquí si que me remito directamente a los gustos personales, si bien es cierto que ambas bandas sonoras son correctas. En la nueva versión Hans Zimmer y James Newton hicieron un buen trabajo, sin embargo las fanfarrias de Dany Elfman en la saga Burton me sigue encantando e identifico al personaje con ello incluso después de más de 20 años. Quizás por todo eso me decanto por Burton en cuanto a Banda sonora.

7. La Crítica:

Aunque ambas sagas fueron bien recibidas por la crítica, no hay duda de que los mejores elogios han sido para Nolan. Creo que entre los fans, quizás la versión de Burton haya sido más fiel, sin embargo han recibido con gran aceptación la trilogía Nolan. Por esto mi punto va para Nolan, que se lo ha ganado consagrándose como uno de los mejores directores de todos los tiempos.

8. Taquilla:


Los número no mienten aunque en los años 90 las entradas de cine no eran tan caras. Tenemos que:

  • La franquicia de Tim Burton en tan sólo dos entregas consiguió embolsar unos 700 millones de dólares, una media de 350 millones de dólares de media por película.
  • Por otra parte la de Nolan recaudó la friolera de 2.400 millones de dólares por su trilogía, lo que hace una media de 800 millones de dólares de media por película.

Teniendo en cuenta que los tiempos han cambiado y que el IPC ha subido en torno a 124% desde 1989, tenemos que la recaudación es similar en proporción al nivel de vida. Sin embargo si valoramos que Batman Vuelve de Burton tuvo menor recaudación que la original, lo que significa un decremento de público, frente a el Caballaro oscuro que tuvo notablemente más recaudación que Batman Begins, damos por vencedora a la saga Nolan.

9. Mercandising:


En lo que se refiere a artículos publicitarios o relacionados con Batman y las dos sagas, creo que me quedaré con la de Burton. El logotipo de Batman lo podíamos ver hasta en la sopa, la gente se compraba camisetas, carteras, pegatinas, calcamonías, parches, gominolas, TODO era de Batman. Con esta última saga he visto quizás más publicidad viral pero menos mercandising, por esta razón otorgo el punto de éxito en Mercandising a Burton.

Conclusión y Balance

Categoría
Saga Burton
Saga Nolan
1. El Momento
2. La Ambientación
3. Personajes y Reparto
4. Efectos Especiales
5. El Guión
6. Banda Sonora
7. La Crítica
8. Taquilla
9. Mechandising
TOTAL
5
5

Como la mayoría esperaba, nos es fácil ni coherente decir que una saga sea mejor que la otra sin argumentarlo. De todas maneras una vez analizados los aspectos más importantes, se llega a la conclusión de que ambas han empatado a puntos en la comparativa final y ésto no es casualidad. Las 2 versiones fueron un fenómeno en su época y se pueden considerar como joyas del cine contemporáneo. De esta manera queda concluido en que estamos delante de dos grandes y diferentes adaptaciones o visiones del Hombre Murciélago a la gran pantalla, y el que sale ganando es sin duda el espectador.

Si habéis llegado hasta aquí tengo que daros las gracias por vuestra paciencia y espero que os haya gustado recordar un poco la vida que ha llevado nuestro héroe de negro. No he querido meterme en analizar los videojuegos ni las series de animación, ya que sino no termino nunca jeje.

Por cierto, los rumores apuntan a que una nueva versión de Batman aparecerá en la próxima película de la Liga de la Justicia, que reunirá a todos los héroes de DC Comics importantes como Superman, Linterna Verde o Flash. Muy posiblemente aparezcan posteriormente a esta reunión de superhéroes largometrajes exclusivos de Batman con la siguiente nueva versión (Reboot) y es muy posible que se basen en el Arkham Asylum y Arkham City, aunque son rumores todavía. No cabe duda que van a tenerlo muy difícil para superar o igualar a Nolan, no obstante buena suerte.

Saludos desde Gotham!


No hay comentarios:

Publicar un comentario